lunes, 25 de enero de 2010

De nuevo en el camino




De nuevo en el camino.
Atrás quedan los afectos eternos, risas, abrazos, miradas que hablan, que conocen y reconocen, cariños sin disfrazar que aceptan y quieren incluso los defectos.
Familia, amigos, historia, recuerdos, nostalgias, sueños cumplidos y otros tantos por cumplir, aparcados.


De nuevo en el camino.
Delante espera el futuro, la vida, propósitos, esperanzas, promesas por cumplir, metas por alcanzar y una pasión tan grande que hace corta la distancia.
Amor, familia, proyectos, problemas, alegrías, sueños cumplidos y otros tantos por cumplir, precalentando.


De nuevo en el camino.
Por delante también, asumido ya, morriña, nostalgia, mucho trabajo por hacer y momentos de tristeza inevitables, porque la distancia es larga en realidad.
Por delante está el yo por construir, por comprender y por querer.


De nuevo en el camino.
En medio, la distancia, enorme, pero incapaz de romper los lazos que unen ambos extremos. Esa distancia tantas veces recorrida, tantas veces por recorrer, que marca una vida cuando el corazón está dividido entre el norte y el sur.
--- xxx ---

“A Santiago voy”
(Los Tamara)
(...)
A Santiago voy ligerito caminando
y con mi paragüitas por si la lluvia me va mojando
A Santiago voy ligerito suspirando
(...)
A Santiago voy (lixeiriño)
A Santiago voy (camiñando)
Como un peregrino
por el camino de la ilusión
(...)


PD: Es otro Santiago y no se llama Carmela quien me espera, pero la canción es idónea para el día de hoy.
PD2: No llevo paragüitas, pero sí pañuelo.

13 comentarios:

gris dijo...

es lo que tiene el camino, que tarde o temprano nos lleva al norte.

(al de cada uno)




biquiños

LUCIA-M dijo...

Que bonito tu escrito cómo me gusto..
Todos los caminos no llevan al lugar que soñamos...o de seamos lo malo es no saber llegar...
Besos.

Mª JOSE dijo...

Corazón..todo sabes que acaba y hemos de llevarlo d4 la mejor manera posible..pero aquí estamos los de siempre.
un enorme abrazo con muñeca incluída.
Besos.MJ

Nela dijo...

Pero chiquilla,si tus vacaciones han sido maravillosas si te llevas tanto guardado en el corazón que cada día un recuerdo te hará sonreir hasta la vuelta,esos serán los que llenen la espera.
Un beso preciosa.

Adolfo Payés dijo...

Me encanta encontrar los caminos llenos de sueños..

Que lindo leerte siempre querida amiga..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Silencios dijo...

¡¡Cuánto te llevas princesa!! me alegra saber que eres y serás feliz. Camina con paso firme porque pronto volverás ..

Mis besos niña

El Drac dijo...

Y cuando se acabe la distancia ...ya no habrá más camino por recorrer; la vida se habrá acabado. Un abrazo.

Mercedes González dijo...

Lo importante es el camino mismo, y que el puente que une ese corazón partido sea cada vez más corto y se confundan el allí con el aquí.

Besos

Alís dijo...

gris: (a ver cómo te llamo la próxima vez, jeje). Qué paradoja que mi norte esté en el sur, aunque cosas más raras me pasan.
Biquiños

Lucía-M: Si vivir es andar el camino, andemos pues. En mi caso, mientras sea un constante camino de ida y vuelta, yo feliz. Besos.

Mª José: Sí, lo bueno de esto es que no hay distancias. O son de otro tipo. Besos.

Nela: Tú lo has dicho. Eso son mis vacaciones desde hace años: una recarga de buenos recuerdos para calmar la espera y la distancia. Y va funcionando. Beso grande.

Alís dijo...

Adolfo: Y cuando no encontramos sueños, los creamos para alegrar el camino. Gracias a ti por estar siempre. Besos.

Silencios: No soy feliz todos los días, pero seguramente nadie lo es. Ya sabes, mal de muchos… Volveré, claro que volveré. Besos.

El Drac: Yuyu!! Que no se acabe el camino. Un beso.

Merche: Lo bueno de tener un corazón dividido en dos lugares es que recibe amor en ambos. Y eso no tiene precio (no haré el chiste de la mastercard…). Besos.

MarianGardi dijo...

Alis, no quiero ni pensar en tener que alejarme tantas millas de mi tierra.
Vivo la mitad del año en París que esta a dos horas en avión de España y estoy siempre en vilo.
Oteando el camino de vuelta.
Un fuerte abrazo

Albino dijo...

Volviste a ese Santiago que yo conozco tan bien. En mi ultimo traslado el director de EFE me dijo "te vas de Santiago a Santiago" y en unas cuantas horas de avión aparecimos en el que canta Pucho Boedo.
Te deseo que puedas segur siendo feliz y que los nuevos contactos de los que te orienté, sean un bálsamo literario, cultural y sobre todo fraternal en tus proximos dias, semanas y quizá años.
Un beso

Alís dijo...

Marian: Son muchas millas, sí, y no es fácil. Pero vale la pena el esfuerzo. Por eso estoy aquí. Y, ay!, ojalá yo pudiera vivir seis meses al año en París. Cómo te envidio!! Un besazo.

Albino: Gracias. Por ser feliz estoy aquí, así que habrá que lograrlo.
Llamaré a tus amigas en cuanto aterrice y organice varias cuestiones de mi vida cotidiana. Te mantendré al corriente. Un beso.